lunes, 4 de mayo de 2009

CAMBIO Y PENSAMIENTO CREATIVO

Las empresas ultracompetitivas se han adaptado a las nuevas demandas y a las altas velocidades del cambio, generando procesos productivos más veloces, diseñando productos más rápidamente, entregando más rápidamente los pedidos efectuados por sus clientes. Ya el principal patrimonio no consiste en la cantidad de insumos y mercancías almacenadas, sino en la velocidad de respuesta a las necesidades y demandas de los clientes.
Es en este nuevo contexto donde la creatividad y la innovación toman una nueva forma y se convierten en bases fundamentales del cambio y de la competitividad de las empresas. En un mundo donde todo tiende a imitarse rápidamente, los creativos, generadores de innovación en materia de procesos, productos y servicios, serán los que saquen ventajas. Así, la suma de ventajas acumulativas es la nueva consigna en materia estratégica.
En la actual economía del conocimiento la creatividad es más importante que nunca. Pero muchas empresas inconscientemente utilizan prácticas de gestión que la matan, aplastando la motivación intrínseca de sus empleados, es decir el fuerte deseo interno de hacer algo basado en intereses y pasiones.
Los directores no matan la creatividad a propósito. Pero en su búsqueda de la productividad, eficiencia y control acaban minando la creatividad, la cual es el sustento de aquellas en el mediano y largo plazo. Los imperativos empresarios pueden, tienen y deben coexistir con la creatividad, para lo cual los directores tendrán que cambiar radicalmente su manera de pensar.
Ahora bien, ha llegado el momento de preguntarse acerca de ¿qué es la creatividad empresarial?. Generalmente se asocia la creatividad con las artes y a pensar en ella como la expresión de ideas originales en grado sumo. Pero, en las empresas, la originalidad no es suficiente. Para ser creativa, una idea también debe ser apropiada, útil y viable. De alguna forma debe influir en la forma de hacer negocios, por ejemplo, mejorando un producto o abriendo una nueva vía para abordar un proceso, e inclusive generando nuevas maneras de pensar estratégicamente.
El pensamiento creativo se refiere a cómo las personas enfocan los problemas y sus soluciones, su capacidad para reunir las ideas existentes formando nuevas y especiales combinaciones. La capacidad en sí depende en gran medida de la personalidad así como de la manera de pensar y de trabajar de la persona. Su creatividad se verá incrementada si combina en su razonamiento conocimientos de campos aparentemente dispares.
La pericia y el pensamiento creativo son materias primas de cada individuo; sus propios recursos naturales, pero hay un tercer factor que determina lo que hace realmente la gente, y ese factor es la motivación.
La innovación suele definirse como una idea o grupo de ideas, transformadas en algún producto o proceso, vendido o usado. Otra definición más rigurosa dice que la innovación es el proceso que va desde un conocimiento hasta un producto en el mercado.
Una innovación sólo se concreta cuando llega al mercado un producto o servicio. Si nadie paga algo, no hay innovación. La innovación puede manifestarse en el diseño de un nuevo producto, en un nuevo proceso productivo, en un nuevo enfoque de marketing, en un nuevo modo de llevar a cabo la formación y capacitación de personal.El gran objetivo es generar innovaciones que logren crear ventajas competitivas, para lo cual es menester percibir aquellas oportunidades de mercado totalmente nuevas, o bien servir a un sector de mercado del que otras organizaciones han hecho caso omiso. Cuando los competidores responden con lentitud, tal innovación proporciona una ventaja competitiva. Una innovación debe aspirar al liderazgo desde el principio, de lo contrario es poco probable que sea suficientemente innovadora. “Quien no utiliza nuevos remedios debe esperar nuevos males; pues el tiempo es el mayor innovador”.
En la innovación, como en cualquier otro empeño, hay presente talento, ingenio y conocimiento. Pero cuando todo está decidido, lo que requiere la innovación es trabajo denodado, orientado y con sentido. Si falta la diligencia, la perseverancia y la entrega, talento, ingenio y conocimiento no sirven para nada.
La innovación intencionada y sistemática empieza por el análisis de las fuentes de nuevas oportunidades. Las fuentes tendrán una importancia variable en el tiempo, según el contexto. Dado que la innovación es al mismo tiempo concepto y percepción, los aspirantes a innovadores deberán salir a la calle y mirar, preguntar y escuchar. Los innovadores exitosos hacen uso de sus dos hemisferios cerebrales; estudian las cifras, pero no se olvidan de estudiar también a la gente. Desarrollan analíticamente cómo ha de ser la innovación para aprovechar la oportunidad. Luego salen y estudian a los usuarios potenciales para conocer sus expectativas, valores y necesidades.

6 comentarios:

  1. Las estrategias del cambio organizacional, deberían comenzar por educar y sensibilizar al personal para concientizarlos del mal impacto de algunos paradigmas existentes y así crear las condiciones para cambiarlos hasta el punto del no retorno. Es preciso direccional el cambio. No hay una fórmula para el cambio en las organizaciones, lograr aprendizaje organizacional es una forma de crear una estructura que valorice todas las personas en la empresa.

    ResponderEliminar
  2. Buen día, su blog es muy interesante y en el se encuentra información útil que permitirá despertar la creatividad de la personas.

    El Cambio es constante, tanto en la vida personal como en las organizaciones. Pero la forma de afrontar al cambio va a depender de la habilidad, que los seres humanos empleen para continuar adelante en la vida.
    Lo importante, es que en las organizaciones se empleen estrategias que despierte la creatividad de los empleados a través de la motivación y la confianza. Estableciendo canales de comunicación, activando el pensamiento creativo, que permitira que los empleados de su opiniones y aporten ideas que hagan a la organización competitiva, dando paso a la fluidez, originalidad y creatividad.

    De igual manera, se debe tomar en cuenta la formación de equipos porque todas las personas piensan diferente y el intercambio entre empleado conllevara a solucionar los problemas que se presenten dentro del ámbito laboral. Además, hay que tener presente la objetividad para definir las ventajas que se obtendrán si se acepta el cambio.

    Y recuerden que día a día, se debe cambiar para mejorar y ser feliz en la vida, no se debe temer al cambio porque por muchos problemas que ocurran en la vida siempre hay una solución y con creatividad, motivación y confianza se puede lograr todas las metas.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. El pensamiento creativo deliberado es esencial para “El Liderazgo de procesos creativos e innovadores en las organizaciones” que incluye Creatividad, Innovación, Valores, Organizaciones, Solución de Problemas y Gestión del Conocimiento.

    Aprender a ser. ¿Quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿hacia dónde voy?. Las dos primeras preguntas apuntan al pasado, a los valores, a la memoria, a la misión; la última hacia el futuro, hacia cómo se realizarán. La fuerza espiritual produce la energía que permite transformar luego de un largo rodeo el espíritu en materia.

    Aprender a hacer. Las empresas que utilizan el pensamiento creativo deliberado tienen algo en común: son innovadoras. Hewlett Packard nacida en un garaje ha llegado a facturar 49.000 millones de dólares. Nokia dedicada al papel y el sector químico consiguió ser líder en telecomunicaciones. Y lo consiguieron innovando. Innovar es una obligación para ser competitivo. El gran desafío es cómo crear una organización innovadora: no es cuestión de que cada tanto "se nos encienda la lamparita”, sino de innovar como sistema.

    Aprender a aprender: Los líderes de las organizaciones exitosas saben que la calidad en los procesos es la clave. La atención al cliente interno y externo es primordial, por lo tanto una organización inteligente debe orientar la Creatividad a la Demanda, mediante la Innovación Aplicada, sustentada en el Aprendizaje Permanente y en la Solución Creativa de Problemas. Hacer más de lo mismo lleva a la decadencia por el cambio continuo de la demanda social y por la imitación de los competidores. Recordemos cómo Japón limitándose a copiar e innovar superó a EEUU en los años posteriores a la segunda guerra mundial.

    El Pensamiento Creativo Deliberado es una habilidad que puede ser aprendida. Cualquiera puede inventar, lo que se requiere es capacitación y entrenamiento, y a más práctica mejor es el pensamiento. El proceso de creación e innovación se complementa con el pensamiento estratégico -que es el que lleva las ideas a la práctica- : ¿Dónde estaba antes esta idea, dónde está ahora, dónde y cuándo quiero que esté, cómo haré para conseguirlo?. La estrategia, con un plan ajustado a los objetivos permite anticipar los problemas y resolverlos antes de que ocurran.

    Aprender a convivir. Dentro de una organización no basta con que los miembros sean inteligentes y responsables. Es necesario que estén motivados. Deben tener: medios para hacer su trabajo, reconocimiento, buenas expectativas de futuro y capacitación para mejorarse, deberán compartir el rumbo de la empresa, estar seguros de lo que se han propuesto y ser capaces de cumplir, conociendo los pros pero sobre todo los contras.

    Atte.: Luis Eduardo Piña López, C.I. N°: 10.611.388, E-mail: luispinalopez@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. Ing. Omaris Guigñan12 de mayo de 2009, 19:37

    Felicitaciones por el blog y su aporte me gusto mucho porque mi trabajo de tesis involucra la innovación y como profesionales del campo de la información debemos tener en cuenta el aspecto de innovación en el ámbito organizacional. Cada día se hace más evidente la necesidad de cambio en las organizaciones, y el campo de la información es uno de estos. La tecnología ha sido una de las más grandes precursoras del cambio en nuestro campo de la información. Es por tal razón que debemos adoptar nuevos conocimientos, nuevas ideas y nuevas metas para no quedarnos atrás en este proceso.

    ¡Seamos innovadores! ¡Arriesguémos, INNOVEMOS!

    ResponderEliminar
  6. Lo que sí es cierto es que para dar comienzo a este camino hacia el cambio, hay que partir de la creatividad, y de la capacidad de generar nuevas y buenas ideas. La capacidad de pensamiento creativo, tiene mucha relación con la mentalidad con la que se aborden las distintas situaciones, de manera que existen pautas que la pueden impulsar, y pautas que la pueden bloquear. Normalmente los mecanismos que bloquean la creatividad, se dan en forma de prejuicios.

    ResponderEliminar

Escribe en el recuadro tu comentario sobre el artículo publicado